Cómo limpiar los muebles de cocinas lacadas

La limpieza de los muebles lacados se percibe como una práctica más complicada que la que se realiza sobre otros tipos de materiales y acabados, porque son más delicados. Cuando acometemos la tarea de limpiar cocinas lacadas, es más fácil que se produzcan ralladuras o se apague el brillo de los muebles con productos que son demasiado abrasivos. Pero si sigues nuestros consejos, te será realmente fácil y efectivo. ¡Toma nota a continuación!

El acabado del mobiliario lacado

Normalmente el acabado de los muebles lacados es el aplicado sobre el mobiliario de madera, bien con una pintura o con un esmalte tipo laca. En la cocinas, este tipo de muebles suelen presentar tableros MDF con varias capas de lacado, disponibles en una amplia gama de colores. ¿Cuáles son sus características?

  • Aporta brillo

El acabado aporta brillo, pero a la vez transmite un aspecto natural y delicado. Este acabado lacado es más delicado que otro tipo de pintura más convencional, por ello es más fácil que se deteriore.

  • Sensible a los golpes

El mueble lacado es más sensible a los golpes que pueda sufrir. Existen distintos tipos de acabados lacados, pueden ser mate, con extra billo e incluso con texturas.

  • Más costoso

El precio de este acabado es superior, ya que los materiales, como su mencionado acabado, se forman con materiales con un mayor coste a los convencionales.

 

Proceso para limpiar cocinas lacadas

Para poder limpiar de una manera adecuada un mueble lacado es imprescindible conocer el proceso de limpieza y varias claves a tener en cuenta para actuar correctamente.

En primer lugar, siempre debes evitar que se ensucie en exceso. Por ello, es aconsejable que una vez por semana o cuando notes que la cocina necesita limpieza, limpies los frentes de los armarios. Además, cuando percibas cualquier mancha de grasa o de comida deberás limpiarla con rapidez con una bayeta con microfibra para que no se incruste.

Como hemos comentado, los muebles lacados son muy delicados, así que deberás utilizar productos muy suaves para no dañarlos, con ph neutro. Los pasos a seguir para limpiar cocinas lacadas son los siguientes:

1. Moja la bayeta

Moja una bayeta de microfibra en agua con jabón del producto que hayas seleccionado.

2. Limpia la superficie

Con la bayeta escurrida pasa por la superficie hasta que creas que está limpia, y no necesita más pasadas.

3. Seca con un trapo de algodón

Seca con un trapo de algodón para que la superficie recupere su brillo anterior.

4. Deja actuar el jabón en las manchas

Cuando te encuentres con manchas, aplica el jabón y deja que actúe hasta que la mancha se ablande y repite la acción anterior.

 

Antes de limpiar los muebles lacados, deberás elegir entre la multitud de opciones que nos presenta el mercado. Podrás encontrar cocinas lacadas en Madrid del estilo que prefieras. Te aconsejaremos y ayudaremos a elegir la mejor opción para tu hogar. ¡Te esperamos!